Print Friendly, PDF & Email

El excelente manejo de la pandemia de COVID-19 desarrollado por el Gobierno del Presidente Nayib Bukele ha permitido estrechar lazos de cooperación con países aliados.

El ministro de Salud, Francisco Alabí, recibió el donativo de 150,000 dosis de vacunas enviado por el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, en el Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero y Galdámez.

El Presidente de la República, Nayib Bukele, expresó que, al ritmo que siguen llegando las vacunas, El Salvador será uno de los primeros en alcanzar la inmunidad de rebaño.

“Gracias, presidente Xi Jinping y pueblo de la República Popular China”, destacó el mandatario salvadoreño, tras el arribo de este importante lote de fármacos para combatir la pandemia de COVID-19.

Las 150,000 vacunas de la marca CoronaVac, desarrolladas por la farmacéutica Sinovac, reforzarán el Plan de Vacunación contra COVID-19, impulsado por el Presidente.

El 17 de febrero pasado inició el proceso de inmunización del primer grupo de riesgo de la población, es decir el personal de la primera línea.

“En menos de dos semanas, dos lotes de vacunas chinas han llegado sucesivamente a El Salvador, sumámdose a los esfuerzos en la lucha antipandémica y también para ayudar a proteger la salud y bienestar del pueblo salvadoreño. Estos importantes acontecimientos vuelven a demostrar el éxito en la cooperación antipandémica entre China y El Salvador”, destacó la embajadora de la República Popular China en El Salvador, Ou Jianhong.

Este es el quinto cargamento de vacunas contra COVID-19 recibido por El Salvador.

Este nuevo lote permitirá iniciar la Fase II del Plan Nacional de Vacunación, que busca inmunizar a los adultos mayores de 50 años y con enfermedades crónicas degenerativas no controladas.

“Esto ha sido posible gracias a la colaboración de países que han estado apoyando siempre a El Salvador, y el esfuerzo que ha venido realizando la embajada de China en nuestro país y del presidente Xi Junping”, manifestó el ministro de Salud, Francisco Alabí.