Print Friendly, PDF & Email

El Salvador es referente internacional gracias al buen manejo de la pandemia del COVID-19 y al ritmo acelerado en la implementación del Plan Nacional de Vacunación, logros que se deben a la visión anticipada y oportuna del Gobierno del Presidente Nayib Bukele de implementar y mantener medidas restrictivas durante el tiempo necesario para contener la propagación del virus.

El compromiso del Gobierno por salvaguardar la vida de la población ha garantizado que el país registre las cifras más bajas de contagios y fallecidos por coronavirus en la región, por lo que Estados Unidos ha confirmado que El Salvador está fuera de su listado de 150 países a los que recomienda no viajar debido a las complicaciones provocadas por el virus. Con esto, se da un reconocimiento al Gobierno ante las estadísticas favorables de la pandemia.

“El país no tiene restricción para ingreso como varios países de la región, dado el buen manejo y el crecimiento exponencial de la inmunización por la vacunación. La diferencia es el cumplimiento de los protocolos y que se mantuvieron las medidas de restricción el tiempo necesario”, afirmó el ministro de Salud, Francisco Alabí.

El Gobierno se anticipó a la llegada del coronavirus y fue uno de los primeros países de la región en implementar medidas estrictas de prevención y contención del virus cuando aún no tenía casos confirmados.

A su vez, se trabajó en un plan de vacunación sólido, que ha logrado traer al país seis lotes de vacunas en dos meses, 1.4 millones en total, y ha demostrado su efectividad al mantener un ritmo acelerado de inmunización en el que se han aplicado a la fecha 656,687 dosis.

El Salvador ha logrado avanzar en la recuperación económica, gracias al manejo exitoso de la pandemia y va rumbo a la normalidad, lo cual brinda estabilidad y confianza para el desarrollo del país.