Print Friendly, PDF & Email

Ante los hechos acontecidos en contra de nuestra compañera Dra. Rosa María Bonilla Vega, las Directoras y los Directores de los Hospitales Nacionales nos pronunciamos ante la sociedad por el brutal ataque que la llevó a la muerte.

Dra. Rosa María médica, mujer, hija y madre fue víctima de la violencia tanto física, económica y psicológica por parte de su pareja que conllevó al fallecimiento de tan prestigiosa profesional.

Pedimos a las autoridades competentes la investigación y condena por el fallecimiento de nuestra compañera fortaleciendo así el sistema de justicia, y dando un mensaje a la Sociedad que El Salvador no soportará un feminicidio más y que nos unimos para combatir la violencia contra las Mujeres.

Nos unimos al pesar y al dolor de la familia pidiéndole al Creador fortalezca sus vidas y que hechos como el presente nos lleven a la reflexión como sociedad, a no ser tolerantes a ningún tipo de violencia.

Hacer notar la pronta intervención de la Policía Nacional Civil que ha permitido individualizar y presentar ante la justicia al autor de tan aberrante hecho, logrando así ganar la confianza de la población en el actuar policial.

Igualmente un enérgico pronunciamiento por todas aquellas víctimas de violencia que sufrieron las mismas consecuencias que nuestra compañera, y a todas aquellas mujeres que están siendo víctimas de cualquier tipo de abuso o violencia y particularmente a nuestras compañeras que laboran en el Ministerio de Salud suplicar eviten formar parte de las estadísticas de feminicidio denunciando a tiempo a la Policía Nacional Civil, Fiscalía o la Unidad de Género del Ministerio de Salud para la correcta aplicación de la ley y prevenir consecuencias fatales.

Estaremos expectantes de los resultados de la investigaciones en torno al hecho de nuestra compañera, seguros y confiados que nuestro sistema judicial desempeñará transparentemente su labor en aplicar la justicia en tan aberrante asesinato.

 

San Salvador, 29 de enero de 2018