Print Friendly

San Salvador, 28 de junio de 2017. En el marco del Día Internacional del Orgullo de la Diversidad Sexual, la ministra de salud, Dra. Violeta Menjívar, se unió a la conmemoración al extender la bandera que identifica a la población LGBTI (Personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales) colocándola de manera visible en las instalaciones de la entidad de Gobierno.

“Como Ministerio de Salud nos solidarizamos con la comunidad LGBTI, damos un apoyo decidido a esta población y seguimos en cumplimiento del mandato constitucional, en el artículo 1, que dice que El Salvador reconoce a la persona humana como el origen y fin de la actividad del Estado. De igual forma en el articulo 3 plantea que todas las personas son iguales ante la ley, por tanto para el goce de los derechos civiles no podrán establecerse restricciones que se basen en diferencias de nacionalidad, de sexo, religión o de cualquier otro tipo; contamos con un marco legal que nos da elementos para reforzar el trabajo con las personas LGBTI”, expresó la titular de salud, Dra. Violeta Menjívar.

Con el acto público se reiteró el compromiso de hacer a un lado los actos de estigma y discriminación hacia la población LGBTI, visibilizando que tienen los mismos derechos que cualquier otra persona en el país. El Ministerio de Salud es una de las entidades de Gobierno que trabaja de manera constante el tema de la inclusión social y en generar espacios de cero estigma y cero discriminación sobre todo en los servicios de salud públicos, procurando así atenciones con calidad y calidez hacia las personas usuarias de la población LGBTI.

“La Secretaría de Inclusión Social ha iniciado una evaluación de implementación de siete años del Decreto Ejecutivo 56, evaluando a 21 instituciones públicas y solamente dos superaron las expectativas, el Ministerio de Salud es una de ellas, obteniendo 82 puntos de los 100 esperados, posicionándola como un ejemplo en materia del respeto a la población LGBTI”, manifestó el director de diversidad sexual de la SIS, Lic. Cruz Edgardo Torres.

Desde el 2014 a la fecha, el Ministerio de Salud ha realizado diferentes jornadas de divulgación de los lineamientos técnicos para el abordaje integral que realiza el personal de salud hacia las personas LGBTI, participando más de 2 mil 614 recursos humanos operativos de los niveles locales de atención. Durante el 2016 se realizaron también 58 jornadas de capacitación sobre estigma y discriminación, diversidad sexual y aspectos generales de las infecciones de transmisión sexual.

Asimismo dentro del plan de prevención de violencia se ha implementado la metodología del Recorrido Participativo, con la finalidad de sensibilizar a la población para la no discriminación hacia las personas de la diversidad sexual, como un logro importante se han desarrollado a nivel nacional 791 Recorridos Participativos con la población adolescente.

El mes del Orgullo LGBTI representa una oportunidad para fortalecer y reforzar la promoción de los derechos de comunidad de la diversidad sexual, y sensibilizar a la población en general sobre la importancia de respetar y tratar con dignidad a todas las personas no importando su orientación sexual, identidad y expresión de género.

“Felicitamos al Ministerio de Salud y a sus máximas autoridades por esta iniciativa que simboliza la alianza entre los actores claves y poblaciones en mayor vulnerabilidad contra el estigma y discriminación”, enfatizó Yve Martir, representante de la Asociación Salvadoreña Entre Amigos.

Para las autoridades del Ministerio de Salud son preocupantes los hechos de violencia hacia la población LGBTI, puesto que quedan en evidencia las violaciones a los derechos humanos y ponen en riesgo su acceso a la salud pública, educación y trabajo, entre otros derechos básicos por el temor a ser violentadas en las calles y comunidades debido a la orientación sexual e identidad de género.

En ese sentido, las autoridades de salud motivaron a la población en general a trabajar de manera constante el tema de la inclusión social y en generar espacios de cero estigmas y cero discriminación tanto en lugares públicos como privados para las personas LGBTI. “Hay que sensibilizar a la población en general sobre la importancia de respetar y tratar con dignidad a todas las personas no importando su orientación sexual, identidad y expresión de género”.