Print Friendly, PDF & Email

Mientras en muchos países del mundo, sobre todo en Europa, los gobiernos y las autoridades sanitarias está retomando políticas de confinamiento porque los hospitales están a punto de colapsar, en El Salvador se ha logrado contener un rebrote o una ola más grande de casos de COVID-19, aunque seguir así depende de cada uno de los salvadoreños y no hay que bajar la guardia porque el virus sigue en la calle y la pandemia no ha terminado.

“Evitar eso está en nuestras manos. Solo seamos responsables. Todos sabemos cuáles son las medidas de protección”, recordó el Presidente Nayib Bukele, en clara alusión a no ceder en el cumpliendo diario de las medias sanitarias, evitar las aglomeraciones y la responsabilidad en caso de presentar algún síntoma de contagio del COVID-19.

Según las últimas cifras del Ministerio de Salud, hay 3,378 casos activos (2,985 con sospechas de portar el virus) y se han recuperado, desde que inició la pandemia, 28,258 salvadoreños.