Twitter Facebook Youtube
Imprimir
" MINSAL y CSSP presentan aviso a la FGR por presuntos perjuicios a la salud de la
población atribuidos a un medicamento"

[16-Agosto-2011]

 

San Salvador, 16 de agosto 2011. El Viceministro de Políticas de Salud, y el Presidente del Consejo Superior de Salud Pública, (CSSP), comparecieron ante la Fiscalía General de la República (FGR) para presentar el aviso sobre deficiencias encontradas en un lote de Clorpromazina, que se vinculan con el fallecimiento de 2 pacientes del Hospital Psiquiátrico a quienes les fue administrado medicamento fabricado por los laboratorios Pharmedic.

El aviso de las autoridades de Salud a la FGR, es para que se dé por notificada de este hecho y continúe las investigaciones correspondientes a fin de deducir responsabilidades. De acuerdo al Código de Salud, el CSSP es la instancia encargada de realizar el proceso sancionatorio e interponer los avisos correspondientes ante las instancias encargadas de hacer la investigación jurídica como en este caso.

El Dr. Eduardo Espinoza, dijo que como MINSAL “detectamos en la red pública de servicios que se había presentado una serie de casos de pacientes que estaban en tratamiento en el Hospital Psiquiátrico, quienes presentaron una caída en sus niveles de azúcar en la sangre (hipoglicemia severa) lo que motivó una investigación del Comité de Farmacovigilancia del Hospital quien estableció una relación de causalidad entre la ingesta del medicamento Clorpromazina, usado en pacientes con problemas de salud mental, que estaba siendo prescrito en el Hospital Psiquiátrico”.

La Clorpromazina, un anti psicótico, estaba contaminada con otro medicamento que es utilizado en diabéticos para normalizar los niveles de azúcar en la sangre. Quince pacientes que ingirieron este medicamento presentaron una severa reducción en sus niveles de azúcar en la sangre como resultado de la ingesta de este medicamento contaminado, por lo que fue retirado inmediatamente de los servicios del Hospital Psiquiátrico, iniciándose la investigación correspondiente, agregó el Viceministro de Salud.

Según el Lic. Pedro Rosalío Escobar, Presidente del CSSP, las investigaciones se realizaron durante la última semana del mes de julio y la primera semana de agosto, analizándose los medicamentos que proveyeron los parientes de los pacientes que habían fallecido.

El Laboratorio de Control de Calidad del MINSAL con supervisión conjunta del CSSP y la Dirección de Medicamentos del MINSAL, encontraron que “el medicamento Clorpromazina, 100 miligramos, tabletas, del laboratorio Pharmedic se encontró contaminado con principio activo del medicamento Glibenclamida”, según el Presidente del CSSP.

El documento suscrito por la Ministra de Salud y el Presidente del CSSP, entregado este día a la FGR solicita -además de la admisión del aviso- que se inicien las investigaciones pertinentes para individualizar a los responsables de los hechos relatados y se dé el trámite de Ley correspondiente.

El titular del CSSP mencionó que entre las probables figuras delictivas a considerar por la FGR estarían: “homicidio culposo, comercio indebido de medicamentos y alteración de sustancias medicinales”.

Por su parte el Viceministro de Políticas de Salud señaló que este tipo de eventos son una consecuencia directa de un marco regulatorio insuficiente y en el que además prevalecen los conflictos de interés que posibilitan que los regulados establezcan las reglas de la regulación.

En este caso, esto se manifiesta por el hecho de que el laboratorio fabricante contaba con una constancia de la Junta de Vigilancia Químico Farmacéutica de que cumplía las Buenas Prácticas de Manufactura en un 87%, habiéndose demostrado en la investigación que había marcadas deficiencias en el proceso de manufactura del medicamento.

A raíz de este hecho, el Dr. Espinoza instó nuevamente a los legisladores a aprobar la propuesta de Ley de Medicamentos y Productos Sanitarios presentada por el Ejecutivo, entregada por las autoridades de Salud al Congreso el 21 de febrero de 2010, cuya demanda fundamental es devolver la Rectoría de la Regulación al MINSAL, a fin de eliminar los conflictos de interés que conduce a fatalidades como las que hoy lamentamos y que también lesiona la economía familiar y los fondos públicos destinados a medicamentos, al condicionar que El Salvador se cuente entre los países con los precios de medicamentos más altos del mundo.





Contenido publicado bajo licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported
Licencia Creative Commons
(salvo donde específicamente se indiquen otros términos de licenciamiento)
Este sitio está totalmente basado en Software Libre
[ Debian GNU/Linux, Apache, PHP, MySQL y Joomla! entre otros ]