Print Friendly, PDF & Email

Después de un año de pandemia de COVID-19, El Salvador es de los países a escala mundial con la menor letalidad a causa del virus.

La tasa de mortalidad es del 21,38 por cada 100,000 habitantes, según datos de la Universidad John Hopkins, de Estados Unidos.

A esta fecha en el país son reportados 1,373 fallecidos a causa del COVID-19 desde el aparecimiento del virus el 18 de marzo de 2020.

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele mantiene una lucha frontal contra el virus en la que participan todas las instituciones gubernamentales.

Las acciones preventivas adoptadas desde el Ejecutivo han tenido la única finalidad de salvaguardar la vida de la población.

El país se ha adherido a las recomendaciones de prevención dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de impulsar acciones propias que han dado excelentes resultados, tanto así, que fueron replicadas por otros países.