Print Friendly

San Salvador, 31 de julio de 2016. “Estamos muy contentos de recibir este donativo del pueblo y gobierno de Japón a quien agradecemos profundamente”, declaró el Dr. Hugo Salgado, director del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, al recibir una resonancia magnética de alta tecnología, valorada en 1.5 millones de dólares.

El galeno informó que hoy comienza la instalación de dicho equipo y se tiene previsto que finalice la última semana de agosto para iniciar las capacitaciones del personal que lo manejará y la realización de las respectivas pruebas, para iniciar la atención de pacientes el próximo mes de octubre.

El hospital cuenta con los recursos humanos e insumos necesarios para iniciar el proceso de atención con este nuevo equipo, con el cual viene garantizada además de la capacitación, una máquina de anestesia especial para esa área, un ventilador mecánico por si se requiere en la atención de diferentes patologías y condiciones clínicas de pacientes.

“Entre las atenciones que se dan con una resonancia magnética se encuentran malformaciones, tumores, traumas de diferentes tipos, que necesitan una atención rápida y oportuna”, dijo el Dr. Salgado.

“Con este nuevo y moderno equipo se da un gran paso, ya que el hospital realiza entre 550 a 600 resonancias al año, que actualmente con uno de los ejes de la Reforma de Salud, como son las Redes Integrales e Integradas de Salud, RIISS, con el trabajo en redes de servicios de salud tenemos el apoyo de otros hospitales y enviamos a los pacientes que lo requieren al Hospital Rosales y al Seguro Social, gracias al convenio entre el MINSAL y el ISSS”, agregó.

En promedio se envían de 2 resonancias magnéticas al día, y con la resonancia magnética en el Bloom “de manera progresiva podemos llegar a tomar 10 resonancias magnéticas al día”, aseguró el director, quien recordó que el Hospital Bloom es un hospital de referencia nacional que además atiende pacientes de Honduras, Guatemala y Belice, que generalmente tienen enfermedades crónicas como cáncer, enfermedades renales, malformaciones cardiacas o intracraneales, tumores abdominales y otras.

El Ing. Mauricio Argueta, de la empresa proveedora, aseguró también que se trata de un equipo de tecnología avanzada que utilizará la tercera parte de energía eléctrica, no necesita refrigeración, y tendrá una apertura de 320 grados, por lo que el niño estará visible y no sentirá encierro –claustrofobia-. Esta resonancia es un aparato más pequeño, con el demás equipo de anestesia y ventilador mecánico pesa aproximadamente 15 toneladas.

Salgado finalizó diciendo que el Hospital Bloom inicia la semana con el 92% de abastecimiento de medicamentos, lo que es bastante alto para un hospital de referencia nacional.