Print Friendly

San Salvador, 29 de marzo de 2017. Autoridades de los ministerios de Salud y Educación lideran la campaña de desparasitación para contrarrestar las infecciones por parásitos como los geohelmintos (Ascarislubricoides, Trichuristrichiura y Uncinarias) que continúan teniendo un fuerte impacto en grandes segmentos de la población en los países en vías de desarrollo.

Dicha campaña cubrirá 1.1 millones de escolares, con igual número de dosis de albendazole a estudiantes de 4,800 centros educativos de todo el país, con lo cual se contribuye de manera directa a reducir la parasitosis intestinal en escolares.

Los Geohelmintos afectan de manera particular a la niñez en edad escolar, siendo más notable en este grupo pues se trata de una etapa en crecimiento y de grandes necesidades nutricionales.
A través de la Dirección de Enfermedades Infecciosas del Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, con sus 14 Direcciones Departamentales de Educación y la Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS, desarrollan anualmente las campañas de desparasitación escolar.

A partir de 2014 se han realizado campañas de desparasitación una vez al año en las escuelas ya que constituyen un punto de entrada idóneo para las actividades antiparasitarias ya que permiten aplicar fácilmente el componente de educación en salud e higiene, con énfasis en el lavado de las manos y mejora del saneamiento básico. Las jornadas han sido desarrolladas en los centros escolares enfocadas en niños y niñas de 5 a los 15 años de edad.

Para el año 2016 se logró cubrir un total de 4,797 centros escolares de parvularia a noveno grado, de los que se alcanzó a intervenir el 84% de la población, es decir, a 4011 centros educativos finalizados con administración de antiparasitario.

En cuanto a los resultados de la campaña por grupo de edad, se obtuvo que el 43% de la población desparasitada se encuentra entre los 10 y 14 años de edad, seguido de un 39% entre los 15 años o más y un 18% en los escolares de de 5 a 9 años.

Para este año se realizará de manera intersectorial con la participación de organizaciones como EDUCO, PROVIDA, Feed The Children y Operación Bendición, que tienen su accionar en el abordaje integral de esta enfermedad y así fortalecer las acciones educativas y de quimioprofilaxis en escolares a fin de ampliar las intervenciones para reducir la prevalencia de la enfermedad.

El impacto nacional y regional de estas enfermedades se mide en términos de disminución de la productividad, agravamiento de la pobreza, enlentecimiento del desarrollo socio económico, deterioro de la calidad de vida y a la larga, mayor inversión pública en el manejo y tratamiento de las secuelas que producen.
Se considera que cerca de 2 mil millones de personas en el mundo están infectadas por los parásitos Geohelmintos. Son más comunes en las regiones tropicales y subtropicales del mundo, en los asentamientos periurbanos de las ciudades y en el área rural.