Print Friendly, PDF & Email

San Salvador, 28 de mayo de 2018. La ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar junto al viceministro de Servicios de Salud, Dr. Julio Robles Ticas y el viceministro de Políticas de Salud, Dr. Eduardo Espinoza; acudieron a la convocatoria que realizó la Asamblea Legislativa a través de la Comisión de Hacienda y Especial de Presupuesto.

El objetivo fue conocer el contrato de préstamo suscrito entre el Estado, el Gobierno de El Salvador y el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, por un monto de $170 millones, recursos que serán destinados para financiar el “Programa Integrado de Salud (PRIDES II)”.

“Esos fondos están destinados para la construcción, equipamiento y puesta en funcionamiento del hospital Rosales; la construcción, equipamiento y puesta en funcionamiento también del hospital de la zona norte de Nejapa y la intervención en el primer nivel con 50 Unidades de Salud Comunitaria”, aseguró la diputada Yanci Urbina, presidenta de la Comisión de Hacienda y Especial de Presupuesto.

El PRIDES II pretende mejorar la salud de la población a través del fortalecimiento de la provisión de servicios de salud en todos los niveles de atención de la red y mejorar la eficiencia de la gestión de la red pública, tiene cuatro componentes: Fortalecimiento del Primer Nivel de Atención ($43.9 millones), Fortalecimiento de la red hospitalaria ($111.4 millones), Apoyo a la mejora de la gestión y eficiencia de la red de salud ($10.9 millones) y Administración y auditoria ($3.8 millones).

“El monto de este préstamo que son $170 millones, que significa: apenas representa el 0.68 del producto interno bruto del año 2017 de nuestro país, representa el 0.2 % del presupuesto general de la nación del año 2018 y representa el 1.9 % del presupuesto del Ministerio de Salud para el año 2018, este proyecto incrementa el gasto recurrente anual para el Ministerio de Salud, apenas lo incrementa en $11.6 millones; gasto que comenzaría a cubrirse entre al año 2022 y el año 2024 porque el proyecto absorbe por varios años algunos rubros como recursos humanos, medicamentos y por lo tanto consideramos que este proyecto tiene una enorme dimensión social y que esperamos sea aprobado lo más pronto posible”, afirmó la Dra. Violeta Menjívar, ministra de salud.

Por su parte, la Ing. Carmiña Moreno, representante del BID en El Salvador explicó que este tipo de préstamos tienen auditorias para ser supervisados y una vigencia. “Tenemos auditorías externas que auditan para que los recursos sean ejecutados exactamente para los cuales han sido asignados, así que no existe la posibilidad de que existan desvíos de recursos hacia otras obras. En relación con los tiempos, esta operación, como ustedes vieron fue realmente aprobada ya tiene 24 meses y nosotros después de 24 meses de haber sido aprobada si no es ratificada, hacemos una cancelación lamentablemente fue lo que tuvimos que hacer con el proyecto de corredores productivos”.

El proyecto BID II (Préstamo 3608 OC/ES) tiene una vigencia de 5 años (2018-2023) fue aprobado por el directorio del BID el 07 de diciembre del año 2015, para luego ser aprobado en la Asamblea Legislativa el 11 de febrero de 2016 y firmado por el Ministerio de Hacienda el 7 de abril del mismo año. El préstamo fue presentando en el Congreso salvadoreño para ratificarlo el 11 de abril de 2016 y se tiene como fecha límite de ratificación el 7 de agosto del corriente año.