Print Friendly, PDF & Email

Tacuba, Ahuachapán, 27 de noviembre de 2018. El Vicepresidente de la República y Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Oscar Ortiz, junto al viceministro de Salud, Julio Robles Ticas, el acalde de Tacuba, Luis Carlos Milla, y la presidenta del Consejo Nacional de Atención Integral a la Persona con Discapacidad (CONAIPD), Daysi Villalobos, realizaron el lanzamiento de la Pensión Básica Solidaria para las Personas con Discapacidad y Dependencia, en el marco de implementación de la estrategia “Familias SosteniblES”, la cual comprende un conjunto de acciones interinstitucionales e intersectoriales de política pública, dirigidas a la atención prioritaria de las familias en condición de pobreza extrema.

El viceministro Robles afirmó que “como Ministerio de Salud no sólo proveemos salud, si no que estamos enmarcados dentro de este trabajo que para estos 450 mil salvadoreños que en el transcurso de 9 años han dejado la pobreza extrema, el Ministerio de Salud ha participado en este esfuerzo, quiero decirles que no solo hemos participado en el bono de salud y educación, donde más de 100 municipios de extrema pobreza han sido beneficiados y más de 66 mil familias han sido beneficiadas y la pensión y el 98% son dirigidos por una mujer ahí estamos apoyando”.

Agregó que los adultos mayores reciben la pensión básica universal y ahora “nos unimos a este esfuerzo de la pensión solidaria donde vamos a atender a más de 300 mil personas con discapacidad en 30 municipios donde el Ministerio de Salud, a través de su sistema exitoso de salud en que tenemos detallado en una ficha familiar toda la información de nuestra población, no solo de salud, vivienda, trabajo y discapacidad. Esto ha servido de insumo para que con la secretaría técnica, gobernación y otras instituciones podamos estructurar una ficha específica para seleccionar dentro de este grupo de 6,300 familias aquellas personas que van a ser sujetas de derecho; como Misterio de Salud, CONAIPD y desde el mismo Gobierno central seguiremos trabajando por las personas con discapacidad”.

Por su parte el vicepresidente aseguró que: “Nuestro Gobierno está cumpliendo con las personas que más lo necesitan, estamos consolidando un país más equitativo, en el que todos los salvadoreños sean visibilizados; nunca antes un Gobierno había hecho tanto por la gente más vulnerable”.

La pensión básica solidaria para las personas con discapacidad y dependencia, se iniciará en los 30 municipios con mayores porcentajes de familias en condiciones de pobreza extrema, priorizados por la estrategia “Familias SosteniblES”, que se implementa desde el año 2017.

La entrega de esta ayuda es el resultado de la coordinación y articulación de las instituciones participantes en el proceso, Ministerio de Salud, el Consejo Nacional de Atención Integral de la Persona con Discapacidad, el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local, y el Instituto Salvadoreño del Seguro Social, el cual inició con la identificación de las personas con discapacidad por medio de una ficha, su respectiva prueba piloto para validación, la capacitación del equipo de salud responsable del llenado, y finalmente la evaluación de las personas con discapacidad, de los hogares que forman parte de “Familias SosteniblES”; por parte de los equipos de salud de las Unidades Comunitarias de Salud Familiar del Ministerio de Salud.

La atención de las personas con discapacidad, no comprende únicamente la entrega del bono, sino también, la mejora de la atención para esta población en los temas de salud, educación y el acceso a mejores condiciones de vida para la persona y su grupo familiar accediendo a los diferentes componentes de la estrategia y de las instituciones que acompañan este esfuerzo.

El vicemandatario dijo que “es la primera vez en la historia que se realiza un programa dirigido a las personas con discapacidad, seguiremos trabajando para que gradualmente se vayan incorporando más municipios. Estos son programas que llevan desarrollo, prosperidad y la oportunidad de sacar a las personas de la extrema pobreza”.

La pensión básica solidaria consiste en una transferencia monetaria de $50.00 mensuales; u objetivo es contribuir a mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidad y dependencia.

En estos 30 municipios priorizados desde el 2017 se cuenta con un estimado de 6,620 personas con discapacidad identificadas para la evaluación que ha realizado el Ministerio de Salud, de la que dependerá posteriormente formar parte de la pensión básica solidaria.

La inversión es de aproximadamente $2 millones anuales para la pensión solidaria dirigida a esta población, además de los fondos destinado a las personas “Guías Familiares” que brindarán acompañamiento socio-familiar a través del FISDL.

Los 30 municipios que iniciaron la Estrategia Familias SosteniblES en el 2017 y específicamente la pensión básica solidaria son: San Isidro, San Antonio, Gualococti, Santa Clara, Teotepeque, Tacuba, Caluco, San Simón, Torola, Lislique, Cacaopera, Cancasque, Monte San Juan, San Fernando, Cuisnahuat, Guaymango, Guatajiagua, Yamabal, Jucuarán, Jutiapa, Jicalapa, San Francisco Javier, El Rosario, Joateca, Nuevo Edén de San Juan, San Cristóbal, San Pedro Puxtla, San Antonio de La Cruz, Santa Isabel Ishuatán.