Print Friendly

San Salvador, 26 de abril de 2016. Con el objetivo de generar un diálogo nacional sobre las oportunidades y desafíos para el reconocimiento y provisión de cuidados en El Salvador, se realizó un seminario organizado por el Instituto Salvadoreño Para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (STPP), el Banco Central de Reserva  y la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC).

Las y los participantes reconocieron numerosos avances en la materia, es posible y urgente avanzar hacia el diseño de una política integrada de cuidados en El Salvador.

“El  país está dando los primeros pasos para construir la política integral de cuidado que permitirá articular acciones y generar nuevas políticas públicas que garanticen el derecho a las persona de ser cuidadas y que se reconozcan los derechos de los cuidadores, este seminario marca la pauta para continuar un diálogo interinstitucional que permitirá en el corto plazo contar con una política integral de cuidados en El Salvador, la reforma de salud se ve inmersa en un conjunto de acciones encaminadas a que  los servicios sean universales y públicos y que no dependan del poder adquisitivos de las personas para poder tener acceso y cobertura”, afirmó el Dr. Julio Robles Ticas.

Por su parte, la secretaria de inclusión social, Vanda Pignato dijo: “me complace mucho estar con ustedes en la inauguración de este importante evento, que nos permitirá ir más allá de los marcos normativos y de las políticas estrictamente sectoriales, para lograr la construcción de una política integral que cubra los déficit que aún se tienen en materia de cuidados, tanto para los que necesitan dichos cuidados, como para quienes los proveen”.

El trabajo de cuidados es subvalorado socialmente y, por lo tanto, termina invisibilizado; debido a esto, el diseño e implementación de políticas que buscan un impacto directo sobre el bienestar entero de la sociedad demanda contar con información relevante y actualizada, que además incluya una clara identificación de la oferta y demanda de cuidados; requiere, además, la producción de estadísticas que permitan cuantificar y valorar la contribución del trabajo no remunerado de los hogares a la economía de los países.

Esta política contribuiría a garantizar no sólo los derechos de niñas y niños, personas adultas mayores y con discapacidad que requieren de apoyos y cuidados, sino también los de las personas cuidadoras, al tiempo que permitiría fortalecer la inclusión laboral femenina, reducir la pobreza y prevenir el círculo de la violencia.

El seminario contó con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Deutsche Gesellschaft für Internacionale Zusammenarbiet (GIZ) con el financiamiento del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania, en el marco del programa CEPAL – BMZ/giz (2014-2016).

El Salvador ha avanzado en el reconocimiento del trabajo remunerado y no remunerado de cuidados, así como el acceso a cuidados a través de marcos normativos como la Ley de Igualdad, Equidad y Erradicación de la Discriminación contra las Mujeres.

Se destaca la ampliación de las licencias por maternidad y los programas del Sistema de Protección Social Universal que contribuyen a incentivar el acceso de niños y niñas a centros educativos y de cuidados.

Pese a esto, se requiere avanzar en el diseño de una política integrada de cuidados en El Salvador, que demanda insumos de información relevante y actualizada. En este sentido, se destacó la importancia de contar con una encuesta de uso de tiempo que permita visibilizar y avanzar en un ejercicio de valorización del trabajo no remunerado.

Este proceso, emprendido por el Banco Central de Reserva de El Salvador, el ISDEMU y la DIGESTYC, con el apoyo de la CEPAL, apunta a la construcción de una Cuenta Satélite del Trabajo No Remunerado de los Hogares en El Salvador que permitirá dimensionar el aporte económico de este trabajo al país.

La discusión sobre políticas integradas de cuidado que consagren tiempos, recursos y servicios para cuidar y ser cuidado, y que atiendan de manera articulada a las poblaciones sujetas y proveedoras de cuidados, ha ganado terreno en la agenda pública. Esta discusión constata que las políticas construidas desde el paradigma de la corresponsabilidad en los cuidados son precondición para la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible con plena igualdad.

En el seminario también se presentaron los resultados del ejercicio de valorización del trabajo doméstico no remunerado y experiencias internacionales de construcción e implementación de Cuentas Satélites del Trabajo No Remunerado de los Hogares, lo que aportará información fundamental para el  diseño de la Política Integrada de Cuidados en el país.

Entre las ponencias desarrolladas en el seminario se cuentan: “Relevancia de la implementación de una Política Integrada de Cuidados en El Salvador y el Sistema de Protección Social”, a cargo de  Carlos Sáenz, de la  Secretaría Técnica de la Presidencia;  “El marco normativo para la igualdad y la implementación de una política nacional de cuidados con enfoque de género en El Salvador”, abordado por Margarita Fernández, de la Gerencia Técnica y de Planificación del ISDEMU, y la presentación del estudio

Diagnóstico “Política de cuidados en El Salvador. Opciones, metas y desafíos”, a cargo de  Soledad Salvador, Consultora de la División de Asuntos de Género de la CEPAL. También se socializaron experiencias internacionales en la construcción de políticas de cuidado en Costa Rica y Uruguay.

Este seminario fue promovido por la Comisión de Seguimiento para la Construcción de una Política de Cuidados en El Salvador, integrada por el Consejo Nacional de Atención Integral para las Personas con Discapacidad (CONAIPD), el ISDEMU, el Instituto Salvadoreño para la Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA), los ministerios de Educación, de Trabajo y Previsión Social y de Salud; la Dirección de Adultos Mayores de la Secretaría de Inclusión Social (SIS) y la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (STPP). También participaron la Coordinación Interinstitucional para la Construcción de la Cuenta Satélite del Trabajo no Remunerado de los Hogares, el Banco Central de Reserva de El Salvador, ISDEMU, la DIGESTYC y la CEPAL.

El acto inaugural fue presidido por la secretaría de Inclusión Socia y presidenta del ISDEMU, Vanda Pignato; el Viceministro de Servicios de Salud, Dr. Julio Robles Ticas;  María Nieves Rico, directora de la División de Asuntos de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL; la viceministra de Comercio e Industria, Merlin Barrera y Martha Evelyn de Rivera, vicepresidenta del Banco Central de Reserva de El Salvador.