Print Friendly

San Salvador, 23 de septiembre de 2016. Luego de una amplia consulta con diversos sectores sociales, instituciones del Estado, organismos gubernamentales y de la cooperación internacional, la Comisión Nacional Contra el Sida (CONASIDA) presentó oficialmente el nuevo “Plan Estratégico Nacional Multisectorial del VIH e Infecciones de Transmisión Sexual”, para el periodo  2016-2020 (PENM 2016-2020).

El documento contempla entre sus metas la reducción de nuevas infecciones por VIH, la reducción de muertes relacionadas al VIH Avanzado (antes conocido como Sida), la eliminación de la transmisión materno infantil del VIH y la Sífilis congénita.

La Ministra de Salud y Presidenta de la CONASIDA, Dra. Violeta Menjívar, explicó que el VIH tiene que ver con la participación de todos los sectores y con el abordaje desde la educación formal y no formal, hasta en las oportunidades de trabajo.

“Me alegra mucho que las políticas en favor de la respuesta al VIH se sientan hasta el último cantón del país… es importante que cada día vamos logrando un abordaje integral desde nuestro sistema de salud; Y el nuevo Plan Estratégico Multisectorial 2016-2020 tiene el compromiso de todas las entidades que conforman la CONASIDA”, afirmó la titular de salud.

El PENM 2016-2020 se enmarca en la Declaración Política sobre el VIH/Sida, la cual refuerza que es necesaria la vía rápida para acelerar la lucha contra el VIH y poner fin a la epidemia del Sida para el año 2030, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas en junio del presente año.

Las autoridades de la CONASIDA reconocen que la epidemia del VIH tiene un impacto significativo en la vida de todos los grupos poblacionales del país, especialmente en las poblaciones claves, por lo que dar respuesta integral requiere del compromiso de todos los sectores de la sociedad salvadoreña y no exclusivamente del sector salud.

Por su parte, la Ministra de Trabajo y Previsión Social, Licda. Sandra Guevara, manifestó que “si bien tenemos una Ley a la cual damos respuesta con este plan, como gobierno comprometido, en la aplicación de los enfoques de derechos humanos, equidad de género y ciclo de vida, nuestra aspiración de construir un país productivo, educado y seguro, lo cual pasa necesariamente por atender las problemáticas que afectan e impactan de manera diferenciada a la población, este el caso de las personas con VIH y la prevención que requiere el VIH”.

El PENM 2016-2020 establece cuatro líneas estratégicas que guiarán la respuesta nacional al VIH en el próximo quinquenio:

  1. Financiamiento para la Sostenibilidad.
  2. Continúo de la Prevención y Atención.
    2.1 Prevención para reducir la vulnerabilidad y el riesgo de VIH e ITS en poblaciones claves, en poblaciones vulnerables y en la población en general.
    2.2 Acceso al Diagnóstico.
    2.3 Atención y tratamiento a la persona con VIH.
    2.4 Adherencia al Tratamiento del VIH.

  3. Gestión, monitoreo y evaluación del PENM.
  4. Entorno favorable y Sinergias (Reducción del estigma, discriminación relacionada al VIH y las desigualdades sociales derivadas; marcos legales y normativas jurídicas relacionados al VIH mejorados; mujeres y hombres practican y promueven normas de género saludables y trabajan juntos para poner fin a la violencia, violencia sexual y de pareja basada en el género, entre otras).

Para el representante de la sociedad civil en la CONASIDA, Lic. Francisco Ortíz, el nuevo PENM 2016-2020 “evidencia una valiosa oportunidad para reflexionar sobre el camino recorrido, reconociendo las brechas que aún tenemos y las barrearas que aún existen y comprometernos a superarlas, en nombre de la sociedad civil queremos decirles que nuestro compromiso va más allá del Plan Estratégico, porque aspiramos a contribuir a un cambio social y cultural de esta sociedad, para ello es clave que nos liberemos del estigma y la discriminación”.

El Plan Estratégico cuenta con un Plan de Monitoreo y Evaluación que permitirá hacer un seguimiento oportuno y preciso a cada una de las acciones planteadas en el mismo, de tal manera que se pueda asegurar el cumplimiento de los objetivos y metas, con base a indicadores priorizados para la respuesta nacional al VIH.

Asimismo, se pretende con responsabilidad, dar cumplimiento a los acuerdos internacionales en materia de VIH, incluidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el llamado a la acción 2020, las metas 90-90-90 y el Continuo de la atención en VIH.

La formulación del nuevo Plan Estratégico Nacional Multisectorial de VIH e ITS adquiere mayor importancia, cuando las estadísticas nacionales indican que, desde 1984 hasta abril de 2016, hay un acumulado de 32 mil 894 casos de VIH y VIH Avanzado. Solo en el periodo de enero a abril de 2016, el Ministerio de Salud indica que hay 322 casos nuevos de VIH.

Durante el período 2016-2020 se intensificarán los esfuerzos nacionales hacia la prevención; incrementar el diagnóstico precoz del VIH en las poblaciones priorizadas; facilitar el acceso a servicios de prevención y atención de ITS; fortalecer la educación integral en la sexualidad  desde el sistema nacional de educación; asegurar la atención integral del VIH y VIH Avanzado; y generar una respuesta al VIH multisectorial y descentralizada basada en el irrestricto cumplimiento de los derechos humanos.

El próximo quinquenio plantea grandes desafíos para la sostenibilidad de la respuesta al VIH, así como para asumir las Directrices 2015 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el inicio del tratamiento con antirretrovirales.

Durante el proceso de formulación del documento se garantizó la participación de todos los involucrados en la respuesta nacional a través de la conformación de diversas mesas de análisis multisectorial, en las cuales se propició el espacio para expresar  propuestas que respondan a las necesidades de cada sector y población, de tal manera que esta sea una respuesta nacional.

Tanto la formulación del Plan Estratégico como la posterior socialización con diversos sectores tienen el respaldo técnico de USAID PASCA LMG y ONUSIDA.

La presentación oficial del documento se realizó ante los y las representantes de más de cincuenta organizaciones sociales que trabajan el tema de prevención del VIH en todo el territorio nacional, además de la representación de entidades gubernamentales y organismos internacionales relacionados al tema.