Print Friendly, PDF & Email

San Salvador, 22 de marzo de 2019. En el marco de la conmemoración del Día Mundial contra la Tuberculosis (24 de marzo), El Salvador desarrolló el XIV Congreso Nacional de Tuberculosis como muestra de compromiso político y social para ponerle fin a esta enfermedad.

En la actividad participó personal médico, de enfermería, promotores, laboratoristas relacionados con la prevención, atención y tratamientos de la tuberculosis en el sistema público de salud, con el objetivo de reforzar los conocimientos sobre dicha enfermedad y motivarles a detectar de manera temprana a las personas sintomáticas respiratorias.

El viceministro de servicios de salud, Dr. Julio Robles Ticas, expresó que el Día Mundial contra la Tuberculosis es una oportunidad valiosa para educar al público sobre la devastación que dicha enfermedad puede causar y la forma en que todos podemos participar para detenerla, esa es la clave para el abordaje integral.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tuberculosis es una de las 10 principales causas de mortalidad en el mundo, sin embargo, las naciones trabajan por contrarrestar esta enfermedad. Entre 2000 y 2016 se salvaron 53 millones de vidas en el mundo, gracias a la oferta de servicios de diagnóstico y tratamiento. La OMS promueve entre los países los siguientes pilares estratégicos: atención y prevención integradas y centradas en el paciente; políticas audaces y sistemas de apoyo; intensificación de la investigación y la innovación.

En El Salvador, el Ministerio de Salud cuenta con el Programa Nacional de Tuberculosis, que trabaja por interrumpir la cadena de transmisión de enfermo a sano mediante el diagnóstico oportuno y la correcta aplicación del tratamiento a los enfermos de tuberculosis que se descubran a partir de los sintomáticos respiratorios, los contactos y otros.

Según el sistema de información del MINSAL, la tasa de éxito de tratamiento de los casos para el 2016 fue del 91.1%, logrando cumplir la meta internacional de 90%. Mientras la coinfección de Tuberculosis y VIH ha disminuido de 6.6% en el año 2016 a 4.5% en el año 2017.

Entre los logros del Programa Nacional de Tuberculosis también se encuentran el fortalecimiento a los establecimientos de salud con el equipamiento médico, materiales educativos, formación de recursos en el control de las infecciones, dotación de insumos para bioseguridad, ampliación de la iniciativa “Prevención de la tuberculosis en las grandes ciudades, formación de recursos en los centros penales y el inicio del anteproyecto de Ley de Tuberculosis entre otros.

El viceministro de servicios de salud motivó al personal de salud a “poner en práctica nuevas iniciativas para el futuro, darle continuidad y sostenibilidad a todo lo logrado al momento…Sigamos trabajando con la mística y el compromiso social que nos caracteriza para poner fin a la tuberculosis en el país y continuar cosechando logros para la población humilde de este país”.

Las autoridades de salud recomiendan a la población en general acercarse a los establecimientos de salud pública cuando identifiquen los siguientes síntomas: dificultad respiratoria, tos por más de 15 días, sudoración excesiva especialmente en la noche, fatiga, fiebre o pérdida de peso; al existir uno de estos síntomas se sospecha de que sea un caso de tuberculosis.