Print Friendly

San Salvador, 22 de febrero de 2017. Ante las recientes noticias sobre el auge de asesinatos de diferentes mujeres trans en el país en los últimos días, la Jefatura del Programa Nacional de ITS/VIH-Sida del Ministerio de Salud, Dra. Ana Isabel Nieto, externó su preocupación por los hechos de violencia hacia la población LGBTI (personas lesbianas, gays, bisexuales transgénero e intersexuales), lo cual pone en evidencia las violaciones a los derechos humanos y pone en riesgo su acceso a la salud pública, educación, trabajo entre otros, por el temor a ser violentadas en las calles y comunidades por su orientación sexual e identidad de género.

A finales del año 2016 se conoció los resultados de una encuesta de opinión pública sobre estigma y discriminación en relación al VIH en El Salvador, la cual revela en el item de actitudes de discriminación hacia poblaciones claves que solo el 47.6% de la población encuestada afirma su rechazo para convivir con personas LGBTI en espacios laborales.

Mientras el 56.8% de la población encuestada indica que “Dios castiga con VIH a las personas de la diversidad sexual por sus condiciones de vida”, lo que coloca a estas poblaciones en un contexto adverso y de vulnerabilidad.

En ese sentido la Jefatura del Programa de VIH del MINSAL manifestó la necesidad de “hacer a un lado las divisiones y actos de estigma y discriminación hacia la población LGBTI, es necesario visibilizar que tienen los mismos derechos que cualquier otra persona en el país”.

En la Asamblea General del Consejo de Derechos Humanos, realizada en noviembre del año 2011, se aprobó una «resolución en materia de derechos humanos, orientación sexual e identidad de género» para proponer a los Estados: investigación de crímenes de odio, medidas para prevenir la tortura y otros tratos crueles, promulgar legislación amplia contra la discriminación; y facilitar el reconocimiento legal del género preferido por las personas trans.

En año 2012, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) junto al Programa de las Naciones Unidas (PNUD) presentaron el informe sobre la situación de los Derechos Humanos de las Mujeres Trans en El Salvador el cual destaca que el 100% de mujeres  trans habrían sido discriminadas, violentadas u hostigadas por su identidad de género.

Por tal razón el Ministerio de Salud hace un llamado a la población en general a trabajar de manera constante el tema de la inclusión social y en generar espacios de cero estigma y cero discriminación tanto en lugares públicos como privados para las personas LGBTI.

“Hay que sensibilizar a la población en general sobre la importancia de respetar y tratar con dignidad a todas las personas no importando su orientación sexual, identidad y expresión de género”, instó Nieto.