Print Friendly, PDF & Email

San Salvador, 21 de agosto de 2017. Del 21 al 26 de agosto se realizará la primera jornada nacional de prevención y control del dengue, chikungunya y zika, con el fin de reducir los índices larvarios del zancudo Aedes aegypti y así disminuir la incidencia de casos de dichas enfermedades.

“Esta jornada reviste siempre especial importancia para recordar a la población que aun cuando el país ha logrado control de de estas epidemias, me refiero al dengue, chikungunya y el zika, constituye siempre una amenaza latente la presencia del zancudo de tal manera que eso en cualquier momento puede generar una reactivación o un rebrote de las enfermedades si la población baja la guardia y no emprendemos acciones necesarias para seguir controlando estas enfermedades”, afirmó el Dr. Eduardo Espinoza, viceministro de Políticas de Salud.

La primera jornada nacional está dividida en 5 fases que se desarrollaran durante la semana: institucional, municipal, escolar, comunitaria y domiciliar. Cada una de éstas lleva el componente de promoción y comunicación de la salud como eje transversal que permite sensibilizar a las personas sobre la importancia de realizar de forma permanente actividades de control del zancudo.

Para la jornada se cuenta con el apoyo técnico y financiero de la Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS.

“Las arbovirosis son enfermedades prevalentes y nos han afectado desde hace muchos años tenemos todas las condiciones ambientales los vectores para que estas enfermedades se mantengan y de ahí la importancia de actividades como estas y queremos felicitar al Ministerio de Salud por tan importante proceso, elemento clave, que es necesario para poder tener un control”, señaló el Dr. Franklin Hernández, asesor de OPS/OMS.

El 26 de agosto “Día Nacional de Combate contra el Dengue” fue establecido bajo el decreto legislativo 794, vigente desde el 24 de agosto del año 2005 para concienciar a la población sobre el peligro de la enfermedad, así como también que las autoridades gubernamentales deberán de impulsar acciones encaminadas a eliminar los criaderos de zancudos.