Print Friendly, PDF & Email

San Salvador, 18 de junio de 2018. La salud de la población se ha mejorado considerablemente, sobre todo de las personas que viven en lugares de difícil acceso y en condiciones precarias, gracias a la implementación de la Reforma de Salud hace nueve años, con los Equipos Comunitarios de Salud Familiar y Especializados, Ecos, instalados en 186 municipios del país.

Los tres niveles de atención son: el primer nivel es la entrada al sistema de salud, que apuesta más a lo preventivo que a lo curativo, aquí se ubican las Unidades Comunitarias de Salud, los Ecos y las casas de espera materna, este nivel refiere a un segundo nivel, donde se ubican los hospitales departamentales y regionales, para atender enfermedades más complejas en los 27 hospitales; a su vez éstos refieren a los tres hospitales nacionales de tercer nivel, que son el Rosales, Bloom y de la Mujer “Dra. María Isabel Rodríguez”.

Actualmente, existen 576 Ecos, de los cuales, 537 son familiares y 39 especializados, estos equipos se desplazan todas las semanas en las comunidades, llevando servicios de salud hasta la puerta de los hogares, no solo para llevar un control sino también para hacer promoción de la salud.

Los Ecos Familiares Básicos están conformados por un/a médico/a, promotores/ras, y una auxiliar de enfermería, quienes visitan semanalmente las familias en lugares de difícil acceso territorial para mejorar las condiciones de salud de la población.

La promotora Nancy Vides del Ecos Las Nubes del municipio de Mejicanos, expresó “nosotros no estamos tanto como para curar la gente sino para promover una forma distinta de vivir que la que llevan los pobladores, el primer paso que hacemos es la ficha familiar con los datos poblacionales de todas las personas que son de nuestra responsabilidad de acuerdo al área geográfica”.

“Sabemos cuántos niños y niñas hay, cuantos adultos mayores, cuantas embarazadas, cuantos hombres, sumado a ellos debemos conocer los problemas y los riesgos de las comunidades que a veces son biológicos, sociales y territoriales, con base a eso es que nosotros tenemos adscritas a las familias y las dividimos como grupo dispensarial que son las visitas domiciliares integrales”.

Los Ecos Especializados tienen como sede una Unidad Comunitaria de Salud Familiar, UCSF, como el Ecos Especializado del municipio de Verapaz, San Vicente, el cual atiende un promedio de 150 personas diarias, lo que hacen 3,000 consultas al mes, y tiene especialistas en pediatría, ginecobstetricia y medicina interna.

La directora del Ecos Verapaz, Dra. Carmen Meléndez explica: “funcionamos a través de un proceso de agendamiento que permite no saturar la unidad comunitaria de salud para lo que son las diferentes especialidades y las personas son citadas en diferentes horarios para recibir su servicio”.

Las y los usuarias/os de los Ecos se sienten muy agradecidas/os por todos los servicios recibidos, como lo expresa Doña Miriam Isabel Martínez, beneficiada del Ecos Ojos de Agua en Chalatenango: “con respecto a los Ecos es una excelente idea, siempre han estado pendientes de nosotros como familia, con mi hijo de las vacunas, uno en cualquier situación, en cualquier enfermedad, uno no se preocupa ya no hay que ir hasta la clínica que nos queda bien lejos, para eso gracias a Dios tenemos a los Ecos.

El nuevo modelo de atención, implementado desde 2009 ha permitido impactar positivamente en los indicadores sanitarios de reducción de la mortalidad materna, infantil y desnutrición crónica, logrando la razón más baja en la historia del país, como es 27.4 muertes maternas por 100 mil nacidos vivos en 2016 y un 42% de reducción en la reducción de desnutrición crónica, entre otros indicadores.