Print Friendly

San Salvador 17 de marzo de 2016. La Alianza Neonatal de El Salvador, se unió a la conmemoración del “Día Mundial de las Anomalías Congénitas”, con el objetivo de alertar sobre dicha situación y evidenciarla como causa de mortalidad, enfermedad y discapacidad.

En ese sentido, se presentó una pieza de correspondencia a la Asamblea Legislativa para solicitar que se declarase el 3 de marzo como “Día Nacional de Prevención y Atención de las Anomalías Congénitas”, a fin de impulsar acciones de prevención, vigilancia y atención de enfermedades y deficiencias prenatales que puedan causar anomalías congénitas.

“En El Salvador las anomalías congénitas ocupan la segunda causa de mortalidad neonatal infantil; la causa más frecuente desde hace 5 años, son las anomalías cardíacas. Para el año 2014 se reportaron 2,268 menores de cinco años con anomalías de los cuáles 289 fallecieron por esta causa y el año 2015 se observó un leve descenso con 2,200 casos y 275 muertes, siendo las anomalías cardíacas las que ocuparon el primer lugar con 478 casos y 112 fallecimientos y en segundo lugar se reportaron las anomalías del tubo neural con 159 casos y 46 fallecidos”, aseveró el Dr. Julio Robles, viceministro de Servicios de Salud.

El funcionario comentó que con la implementación de la reforma de salud, “ha permitido trabajar en un eje prioritario como es contar con un mejor y moderno registro de información y por lo tanto ampliar la visión respecto al análisis de la casualidad de mortalidad infantil para enfocar nuestras acciones en aquellas que son prevenibles”.

En El Salvador, desde el 2012 la Alianza Neonatal ha promovido y apoyado la implementación del Sistema de Vigilancia de Malformaciones Congénitas de Centro América y Panamá, con capacitaciones dirigidas al personal encargado en los centros hospitalarios de la red nacional para el reporte de casos y su clasificación, lo que permitirá el análisis e interpretación regional de datos para planificar, implementar y evaluar las medidas de salud pública a adoptar. De igual manera, se ha iniciado a partir de este año en los hospitales del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Para la Alianza Neonatal, un grupo interinstitucional compuesto por el Ministerio de Salud (MINSAL), ISSS, Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI), las Fundaciones EDUCO, Waal, Seraphim; Plan Internacional, Save the Children, Visión Mundial, ANES, ASOGOES, ASONES, ASOPEDES, OPS/OMS, UNICEF y Calma; muchas de las anomalías pueden prevenirse con el consumo de ácido fólico, yodo, vacunación y cuidados antes de la concepción , por lo cual es necesario que la población conozca las medidas de prevención.

Entre esas medidas, una mejor nutrición de las mujeres en edad fértil, garantizando una ingesta suficiente de vitaminas y minerales; la restricción del consumo de sustancia nocivas para salud; control de la diabetes antes de la concepción y durante las gestación, entre otras.
Se calcula que cada año alrededor del mundo, 270 mil recién nacidos fallecen durante los primeros 28 días de vida debido a anomalías congénitas, también llamadas defectos de nacimiento, trastornos congénitos o malformaciones congénitas, que afectan a uno de cada 33 lactantes, causando una de cada 5muertes infantiles y 3,2 millones de discapacidades al año. Dentro de los trastornos congénitos graves más frecuentes se encuentran las malformaciones cardíacas, los defectos del tubo neural y el síndrome de Down.

Además, durante el mes de marzo se desarrollan actividades educativas en las zonas de influencia de las organizaciones miembros de la Alianza Neonatal, finalizando con una jornada científica con expertos que trataran las temáticas: Situación de las Anomalías Congénitas en El Salvador; Situación de Discapacidad por anomalías congénitas y Riesgo reproductivo relacionado a las anomalías congénitas”.