Print Friendly

San Salvador, 16 de mayo de 2016. El Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONASAN), en coordinación con los ministerios de Salud y Educación, ejecutará el IV Censo Nacional de Talla y I Censo Nacional de Peso en escolares de primer grado de centros educativos públicos y privados a nivel nacional.

La Ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar, explicó la importancia de esta investigación : “es la primera vez en la historia, óigase bien, que se hace un censo de peso porque las dos medidas antropométricas –talla y peso-  son necesarias para tener una visión clara del estado nutricional de nuestra niñez y comunidad educativa (…) esta actividad de investigación que se hace desde el gobierno nos ayudará a promover la salud en los hogares y prevenir las enfermedades en la comunidad educativa de los primeros grados de todas las escuelas públicas y privadas de todo el país y darle atención a algunos niños y niñas que puedan estar fuera de los parámetros de los estándares de este importante censo”.

Asimismo la titular de salud destacó los antecedentes de esta encuesta: “si revisamos la encuesta nacional de salud que se hizo en 2014 en niños menores de 5 años, la desnutrición crónica ha disminuido 38% y otro dato que tenemos es el tema del sobrepeso y obesidad, en la encuesta nacional de salud en niños menores de 5 años la obesidad y sobrepeso ha salido del 6% y el dato que mencionaba de sobrepeso en niños y niñas entre 12 y 14 años hay 38% de sobrepeso. No sólo hay que hablar de desnutrición o déficit sino de sobrepeso y obesidad. Este censo nos actualizará datos tanto de desnutrición crónica obtenidos con talla y edad y también de desnutrición aguda y también hay que ser optimista porque nos va a arrojar datos de niños y niñas que van a tener bien su peso y talla”.

Alrededor de 7 mil docentes tomarán la talla y el peso a más de 130 mil niñas y niños, con el objetivo de conocer su situación nutricional para determinar la prevalencia de retardo en talla (desnutrición crónica), déficit de peso (desnutrición aguda) y exceso de peso (obesidad y sobrepeso).

El último censo de talla se realizó en 2007 y mostró una prevalencia del 19 % de desnutrición crónica o retardo en talla en este mismo grupo de población. El censo nacional de peso se realizará por primera vez en el país.

Los datos permitirán conocer cambios en la situación de desnutrición crónica con respecto al último censo de talla, así como las zonas de mayores prevalencias y las características de estas problemáticas a nivel nacional, departamental y municipal.

El Ministro de educación, Carlos Canjura, manifestó que este tipo de controles de talla y peso serían oportunos mientras más pronto se realicen en la primera infancia: “hay que aprovechar que estamos haciendo un esfuerzo por enfatizar la primera infancia, la educación inicial y parvularia, estamos enfatizando el segundo eje estratégico en la transformación de nuestro sistema educativo, lo estamos posicionando y con el paso de los años el tema de educación inicial y parvularia van a tener una posición diferente. Estos temas de talla y peso deben monitorearse desde ahí porque el 60% del cerebro está construido en los primeros 3 años, sería oportuno que midiéramos esto mas temprano. Esa alianza educación y salud la podemos hacer más estrecha si imaginamos que ambos sistemas se posicionan en la escuela en el entendido que el sistema educativo arranca desde que empieza la vida”.

El censo permitirá actualizar el mapa de desnutrición crónica, se creará el mapa de obesidad, sobrepeso y desnutrición aguda y se definirán las áreas geográficas prioritarias para focalizar acciones. Estos elementos ayudarán a evaluar el impacto de las políticas, planes, programas y proyectos en los distintos municipios del país,  para el diseño de nuevas acciones.

De acuerdo con la directora ejecutiva del CONASAN, Daysi de Márquez, es de suma importancia disponer de ambas mediciones “por un lado, porque el retardo en talla permite saber sobre las condiciones adversas de salud y nutrición que impactan en el crecimiento físico, en el desarrollo de las capacidades cognitivas y en el potencial productivo de las personas. En el caso del peso, porque refleja el estado nutricional actual, así como la adopción de hábitos alimentarios adecuados o inadecuados a lo largo del ciclo de vida”.

Para esta investigación nutricional se han destinado más de 650 mil dólares, de los cuales el 70 % proviene del Gobierno de El Salvador y el 30 % del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Regional de Seguridad Alimentaria y Nutricional para Centroamérica (PRESANCA/PRESISAN), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP). Su asistencia ha sido de carácter técnica y financiera.

El Ministerio de Educación implementa el Programa de Alimentación y Salud Escolar (PASE) y el subprograma Vaso de Leche, con el propósito de favorecer la nutrición y permanencia de los estudiantes en el sistema educativo público. Además se cuenta con un componente de huertos escolares, que complementa el refrigerio escolar y contribuye con el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El lanzamiento se realizó en el Centro Escolar Concha Viuda de Escalón, contó con la participación de la ministra de salud, Violeta Menjívar; el ministro de educación, Carlos Canjura; la directora ejecutiva del CONASAN, Daysi de Márquez; la directora del centro escolar, Casta Isabel Portillo, representantes de agencias de cooperación y comunidad educativa.