Print Friendly

San Salvador, 15 de noviembre de 2016. Con la clara misión de integrar al ambiente laboral a las personas con discapacidad, se creó el Complejo Industrial Inclusivo que fue entregado en su primera fase por el vicepresidente de la República, Lic. Óscar Ortíz al presidente del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI), Dr. Alex González. En la entrega participó la ministra de salud, Dra. Violeta Menjívar.

La planta  es un complejo industrial  que fabricará prendas de ropa hospitalaria,  en la que se ha invertido  $200,000 mil dólares y es la primera a nivel Centroamericano,  según el Dr. Alex González.

Se espera que  genere 100 empleos directos de los cuales el 50% serán  personas con discapacidad totalmente rehabilitadas y  más el 50% de otros sectores de la sociedad para ser inclusivo, con lo que se  pretende romper el binomio pobreza-discapacidad. Cuando se complete la  adquisición de maquinaria y capital de trabajo la inversión alcanzará un monto de un millón de dólares.

La Dra. Violeta Menjívar, mencionó que se está trascendiendo “en la atención integral de salud por que el país está avanzando si nosotros le ponemos más atención a los derechos de las personas con discapacidad y el Ministerio de Salud (MINSAL) está listo para comenzar los convenios de cooperación”.

Expresó su enorme satisfacción con este proyecto novedoso que permite dar  cumplimiento a la Ley  de Equiparación de Oportunidades para la Persona con Discapacidad y a  la convención de los Derechos Humanos de las personas con discapacidad, de la cual el país es signatario. Aseguró que se favorecerá la salud emocional, física y mental de las personas por lo que el proyecto se está  apoyando decididamente desde el MINSAL.

En la visita para verificar los avances estuvo presente el presidente del Comité Sobrevivientes de El Salvador, el Lic. Amílcar Durán, quien conoció los detalles del complejo y agradeció el esfuerzo, destacando que “es una alternativa para incluir a las personas con discapacidad en la producción y el  empleo para la independencia económica y apoyar a la familia”.

Por su parte, el vicepresidente de la República, mencionó que este complejo permitirá al país reflexionar sobre la equidad y que todas las personas deben tener los mismos derechos y las mismas oportunidades “existen arriba de medio millón de personas con ciertos niveles de discapacidad, que representan  al 12% de la población, necesitamos pasar  de las palabras a los hechos, de la parte formal en materia de legislación a las acciones concretas y especificas,  a  Ley y la responsabilidad que es compartida con el sector público y el sector privado; por la  familia y la escuela y responsabilidad compartida  desde el mismo sistema integrado de salud”.

El complejo tendrá una administración privada vía una fundación sin fines de lucro con capacidad de producir, comprar y vender en el mercado nacional e internacional los productos y cuando se complete la segunda planta del edificio, se espera emplear a 1,200 personas con discapacidad y su grupo familiar.