Print Friendly

La Libertad, 15 de octubre de 2015. El colegio Adventista junto al Ministerio de Salud y Ministerio de Educación impulsan el Programa “Quiero Vivir Sano” implementado a partir de este año escolar y cuyo objetivo es “enseñar un estilo de vida saludable y prevenir enfermedades”.

PODE INTERNACIONAL NETWORK de la Organización Mundial de la Salud, trabaja con los gobiernos para crear iniciativa que contribuyen a mejorar la salud y prevenir las enfermedades que aquejan a la sociedad. Es así como los colegios integran a la Salud en los programas educativos, y hoy fueron certificados 25 colegios Adventistas como “Colegios Promotores de la Salud” en el nivel 1 de los 3 niveles establecidos.

Dicha certificación tiene como propósito reconocer e impulsar a la primera entidad en El Salvador como promotora de la Salud, desarrollando hábitos en los estudiantes desde el nivel de parvularia hasta el bachillerato, integrando la salud en el currículo formal y no formal en cada uno de los colegios adventistas en todo el país.

La directora de Educación Adventista, Dra. Xenia de Burgos, manifestó que se ha integrado con éxito al currículo formal del Ministerio de Educación “Quiero Vivir Sano” con base en ocho hábitos saludables que son: Beber agua natural, una actitud positiva, comer saludable, actividad física, descanso adecuado, auto control, desayunar más, cenar menos y la felicidad.

El Presidente de EPODE INTERNACIONAL NET. Dr. Armando Barriguete, dijo: “quiero felicitar a todos los colegios adventistas por la iniciativa y la idea de este programa “Quiero vivir sano” cuyo objetivo es prevenir las enfermedades y que el programa se multiplique en los centros educativos para que los alumnos se empoderen y tengan hábitos saludables.

Por su parte la Ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar, agregó que como Ministerio de Salud “siempre hacemos un llamado sobre la importancia de alimentarse adecuadamente, diariamente consumir cinco raciones de frutas y verduras, preferir los alimentos al vapor o a la plancha sobre los alimentos fritos, evitar, el consumo de azúcares contenidas en los caramelos, en las galletas y en los diferentes tipos de panes.

Agregó la titular de salud que es importante promover la lactancia materna en las mujeres embarazadas, después de dar a luz, durante los primeros 6 meses de vida, ese es el mejor regalo que una madre puede dar a su hijo o hija y con ello se le ayuda a disminuir el riesgo de obesidad; disminuir el consumo de sal, evitar los alimentos enlatados, embutidos y las bebidas carbonatadas, en general los alimentos empaquetados conocidos como “boquitas”, y por supuesto debemos de realizar actividad física permanente por los menos 3 veces a la semana durante un mínimo de 30 minutos.

Con esta implementación se verán beneficiados 6 mil 200 estudiantes que asisten a los colegios adventistas, 12 mil padres de familias, que al realizar este convenio de participación con el sistema educativo y el Ministerio de Salud unificaremos dicho programa para ayudar en materia de salud de nuestro país.

En el acto participó la Ministra de Salud, la directora de Educación Adventista, el Presidente de EPODE INTERNACIONAL NET; la Directora de Salud, Licda. Belkis Archbold; el Dr. Víctor D. Burgos, Secretario Ejecutivo de la Unión Adventista Salvadoreña y el Pr. Abel Pacheco, Presidente Unión Salvadoreña Adventista de El Salvador.

 

 

Evento15102015 1
Evento15102015 1a
Evento15102015 1b
Evento15102015 1c
Evento15102015 1d
Evento15102015 1e
Evento15102015 1f