Print Friendly, PDF & Email

San Salvador, 11 de mayo de 2017. La Dra. Violeta Menjívar, ministra de Salud y presidenta del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONASAN), acompañada del Ing. Carlos Canjura, ministro de Educación, junto con Daysi de Márquez, directora Ejecutiva de la CONASAN, presentaron este día los resultados del  IV Censo Nacional de Talla y I Censo Nacional de Peso en Escolares de primer grado de El Salvador, realizado en al año 2016.

Según detalló la ministra de Salud, el estudio que  es único en su género en América Latina,  se realizó de manera exitosa con la participación de 7,000 profesionales de educación, fundamentalmente de salud, más los de CONASAN, en una población de 127,383 niños y niñas escolares de  primer grado  del sector público y privado, de entre los 6 y 9 años de edad,  permitió  medir  las condiciones socioeconómicas en que se desarrolla la niñez y  como están impactando en su desarrollo las acciones alimentarias y nutricionales  adoptadas.

Expresó también que a través de esta evaluación se obtuvo  información que servirá  para la toma de decisiones, no solo en torno  la seguridad alimentaria y nutricional sino también a las áreas relacionadas con la atención y  el desarrollo de la niñez salvadoreña, para lo que se  cuenta con el compromiso del presidente de La República, de  trabajar en la erradicación de la mal nutrición, a través de un abordaje integral e intersectorial de las distintas determinantes de la seguridad alimentaria y nutricional en poblaciones afectadas, tanto por déficit como por exceso calórico, el país está avanzando, como lo demuestran los indicadores estudiados, aseguró la funcionaria.

En lo referente a los usos de la información obtenida, la ministra de Salud, explicó que los datos obtenidos permiten conocer los municipios donde la prevalencia de desnutrición crónica y  de sobrepeso y obesidad son mayores,  dando luz a las acciones a desarrollar para lograr un mayor impacto en la salud de este grupo de edad;  permitirá, además,  evaluar las políticas públicas realizadas en los últimos nueve años y  contar con mapas de desnutrición crónica y sobrepeso y obesidad a nivel nacional, departamental y municipal, urbano y rural, por sexo y el estado nutricional de los niños en centros públicos y privados  para la focalización de las acciones.

El Ingeniero Roberto Canjura, ministro de Educación, comentó que esta evaluación en la que participaron  5,200 escuelas, se enmarca,  dentro de un esfuerzo por construir la sociedad del futuro, por lo que es muy  importante cuidar la educación de los niños y niñas en nuestro país,  lo que se está logrando gracias al asocio  MINSAL- MINED,  para construir una nueva generación, por tanto se deberá dar seguimiento a como avanza nuestra niñez.

Los  hallazgos de éste censo, los presentó la licenciada Daysi de Márquez, quien dio a conocer  que de acuerdo al indicador de adecuación de talla para la edad,  el 90.95 % de los niños en edades entre los 6 y los 9 años presentan un estado nutricional en la categoría de “Normal”. El retardo en talla solo lo presentó en el 9.05 % de los escolares a nivel nacional, disminuyendo 6.4 puntos porcentuales en comparación con la prevalencia reportada en el III Censo Nacional de Talla/2007 en el cual la prevalencia fue de 15.5%.

A nivel departamental las mayor prevalencia de retardo en talla se ubicó en los departamentos de Ahuachapán, Morazán, Sonsonate y Cuscatlán, con prevalencia de 16.02%, 12.52%, 11.59%, y 10.23% respectivamente. Resultaron arriba del promedio nacional, los departamentos de San Salvador y La Libertad con menor  prevalencia de desnutrición crónica 7,71% y 6.53 % respectivamente.

La información presentada, en el I Censo Nacional de Peso en Escolares de Primer Grado, que el  Índice de Masa Corporal que mide obesidad, sobrepeso y bajo peso o desnutrición aguda,  reveló que la  obesidad y sobrepeso sumados fue de 30.74%, de los cuales  el sobrepeso fue de 17.10% y la obesidad fue de 13.64%.  Esto  en relación al estudio precedente del año 2012, en el mismo grupo de población, se  incrementó 7.74 puntos porcentuales y en relación a la desnutrición aguda o bajo peso la prevalencia fue de 1.83%.

La licenciada Márquez, reconoció que los censos realizados por el  MINSAL  y el  MINED  con la coordinación del CONASAN, se financiaron  en un  70%, con fondos del gobierno y un  30% con apoyo de las agencias cooperantes, como la FAO, OPS PMA Y UNICEF, PROGRESAN, la  Embajada de Canadá, y el Sistema de Integración Centroamericana.

Finalmente Daysi Márquez, se mostró segura que con los estudios y las acciones que implementa el MINSAL para mejorar el estado nutricional de las niñas y niños, una nueva generación es posible, “se puede contar con una nueva generación de salvadoreños más altos y con un mayor potencial cognoscitivo y con un mayor potencial productivo también”.

&nbs;