Print Friendly, PDF & Email

Caserío El Mozote, Meanguera, Morazán, 9 de diciembre de 2017. El Gobierno ha invertido más de $10 millones en obras de alivio y reparación por la masacre de El Mozote en Morazán; en ese marco fue inaugurada la Unidad Comunitaria de Salud Familiar Básica (UCSFB) del Mozote y fue entregada una ambulancia medicalizada.

El presidente Salvador Sánchez Cerén, acompañado de la ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar, inauguró la nueva infraestructura de salud y entregó a la doctora Sonia Santiago, directora de la UCSFB, las llaves de una ambulancia medicalizada -de última generación- para el traslado de pacientes.

La ministra dijo que estos esfuerzos son parte del cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para “proteger y dar atención integral a las víctimas”. El Programa de Desarrollo Social Integral de El Mozote fue puesto en marcha en 2012, tras el reconocimiento que el gobierno del presidente Mauricio Funes hiciera sobre la responsabilidad estatal en la masacre, perpetrada por el ejército en 1981.

Las medidas que lo integran responden al cumplimiento de la sentencia de la CIDH que manda al Estado salvadoreño a implementar acciones de reparación material e inmaterial para los familiares de las víctimas y los sobrevivientes.

El programa está conformado por 31 medidas de carácter colectivo e individual, de las cuales 14 son medidas ordenadas por la CIDH y 17 son medidas solicitadas por las víctimas al gobierno.

El presidente Salvador Sánchez Cerén dijo que “el Ministerio de Salud ejecutó el proyecto de ampliación, remodelación y equipamiento de la UCSFB El Mozote, además se asignó un vehículo para traslado de pacientes a la micro red Perquín. La unidad de salud cuenta además con atención psicológica con el fin de garantizar la atención especializada a la población”.

Por su parte, la ministra dijo que “el Ministerio de Salud realiza un programa de salud integral, incluyendo servicios médicos, odontológicos y atención psicosocial”.

El secretario técnico y de planificación de la Presidencia presentó un informe del avance de cumplimiento y dijo que está por completarse la ejecución del 74% de las medidas contempladas en el Programa de Desarrollo Social Integral de El Mozote, en cumplimiento a la sentencia de la CIDH.

Agregó que se ha levantado un registro oficial de las víctimas de la masacre, contabilizando 1,698 víctimas, éste se sigue ampliando para abarcar a aquellas personas cuyos registros documentales no han podido ser obtenidos.

“El pasado 5 de diciembre presentamos una propuesta a la Asamblea Legislativa para facilitar a las víctimas la obtención de registros de estado familiar que nos permitan completar su plena incorporación al registro”, explicó el secretario Lorenzana.