Print Friendly

San Salvador, 07 de junio de 2016. Importante donativo valorado en $147 recibió hoy el viceministro de políticas de salud, Dr. Eduardo Espinoza de parte de Rafael Ravettino, Country Manager Kimberly Clark de El Salvador, la organización Medshare y Visión Mundial para contribuir en la atención del Hospital Nacional de Ciudad Barrios en San Miguel y los hospitales Divina Providencia de San Salvador y Santiago Texacuangos.

Algunos de los equipos e insumos que el donativo comprende son: 42 camas y 50 colchones, además circuitos de respiración, nebulizadores, agujas y jeringas, equipos de administración de sangre, carretilla de transporte de energía, vestidos para pacientes y cirugías, cortinas, electrodos, rollos de gasa y cánulas.

El manager de Kimberly Clark de El Salvador Rafael Ravettino, dijo: “Este donativo refleja nuestro compromiso como compañía de guiar al mundo en lo esencial para una vida mejor. Sabemos que el equipo que hoy entregamos marcará una diferencia en la atención que reciben los pacientes de los hospitales beneficiados y eso nos llena de satisfacción, porque nuestro objetivo como empresa es, también, contribuir a generar bienestar y atender necesidades sociales puntuales”.

Por su parte el viceministro de políticas de salud, Dr. Eduardo Espinoza manifestó: “muchas gracias a Kimberly Clark, a World Visión, al Arzobispado y sobre todo a las monjas carmelitas nos sentimos comprometidos y adicionalmente agradecidos porque el donativo se extendió también para el Hospital de Ciudad Barrios de San Miguel ya que siempre se necesitan de estos insumos para dar un mejor servicio a la población”.

Además de la entrega de los insumos médicos, Kimberly-Clark a través de sus marcas Huggies®, Plenitud® y Kotex® entregó también una donación de pañales para adulto y bebé, así como de toallas sanitarias, valorado en $13,000.

El evento estuvo presidido por el Dr. Eduardo Espinoza, viceministro de políticas de salud; Rafael Ravettino, Country Manager Kimberly Clark de El Salvador, Laura del Valle, directora nacional de Visión Mundial; Rafael Urrutia, vicario de promoción humana del Arzobispado de San Salvador y la hermana María Julia García, directora del Hospital Divina Providencia de San Salvador.