Print Friendly

San Salvador, 06 de abril de 2017. Con el lema “hablemos de depresión” fue conmemorado el Día Mundial de la Salud por funcionarios del Ministerio de Salud (MINSAL), Seguro Social (ISSS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con el objetivo de que cada vez más personas con depresión en todo el mundo busquen y obtengan ayuda.

El 7 de abril de cada año se conmemora el aniversario de la Organización Mundial de la Salud (OMS)  (1948) en donde se promueve una oportunidad única para movilizar a la acción un tema de salud específico que preocupe en todo el mundo a las personas, para este año, se eligió la “depresión” ya que está afectando a los habitantes de todas las edades y condiciones sociales en todos los países.

Según la OMS la depresión encabeza la lista de causas de enfermedad, se estima que cerca de 50 millones de personas en la Región de las Américas viven con depresión, casi un 17% más que en el 2005.

El Representante de OPS, Dr. Carlos Garzón dijo “la  depresión es una enfermedad curable pero necesita la participación activa no solamente de las personas sino de la sociedad, estamos en un mundo que genera estigmatización, discriminación, hablar de VIH, Tuberculosis y enfermedades mentales son temas que discriminan y lo importante es saber que esto tiene tratamiento, se calcula que por cada dólar que se invierte en prevención de suicidio rinde cuatro dólares en evitar consecuencias y manejos posteriores de personas pro hospitalización”.

La Ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar “este año el Día Mundial de la Salud ha sido dedicado a este problema mundial ya que es una enfermedad que está abatiendo a todas las poblaciones del mundo ya que existen alrededor de 300 millones de personas en el mundo que sufren de depresión.  En El Salvador los trastornos mentales que tienen mayor prevalencia son la ansiedad, la depresión, el alcoholismo y el suicidio”.

“Nos llama mucho la atención y nos agrada que la OMS  le ponga atención a la depresión, cada año se escogen áreas prioritarias de salud pública, la depresión se puede prevenir y para las personas que ya la tienen el mensaje más importante que lanza la OMS es que si tiene los síntomas o los indicativos de sufrir de depresión debe comunicarlo a su familia, a las personas con las que tiene confianza, que no tenga miedo de expresarlo ya que esto no solo amerita una atención de los servicios de salud sino desde la familia y su actitud”.

En muchos países, no hay, o hay muy poco, apoyo disponible para las personas con trastornos de salud mental. Incluso en los países de ingresos altos, casi el 50% de las personas con depresión no reciben tratamiento. En promedio, sólo el 3% de los presupuestos de salud de los países se invierte en salud mental, variando de menos del 1% en los países de bajos ingresos al 5% en los países de altos ingresos.

La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo, y se calcula que afecta a más de 300 millones de personas. La depresión es distinta de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana. Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad moderada a grave, y puede causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares.

Según datos del MINSAL, la tasa nacional registra 102 casos por 100,000 habitantes. Las tasas más altas se registran en los departamentos de Santa Ana, San Salvador y San Miguel. Las tasas más bajas se observan en: La Unión, La Libertad, La Paz y Ahuachapán. Los grupos de edad más afectados por depresión van de 15 a 19 años con 3,965 casos. De 25 a 59 años, con 16,541 casos  y de 60 años o más son 5,320 casos.

El Ministerio de Salud brinda atenciones de salud mental en 39 Unidades Comunitarias de Salud Familiar Especializadas (UCSFE), 19 Hospitales del segundo nivel además del Hospital Benjamín Bloom y el Hospital Nacional General y de Psiquiatría “Dr. José Molina Martínez” dando psicoterapia individual, intervención en crisis, pruebas psicométricas y primeros auxilios psicológicos, entre otros.

El MINSAL recomienda buscar ayuda profesional en los establecimientos de salud más cercanos al presentar  síntomas como: Se siente triste o vacío la mayor parte del tiempo; ha perdido el interés o el placer por las cosas que solía disfrutar; duerme menos o más de lo habitual; ha subido o bajado de peso sin proponérselo; siente intranquilidad; se siente cansado o apático; tiene dificultad para concentrarse o tomar decisiones; se siente culpable o que no vale nada; tiene pensamientos de muerte o suicidio; si piensa en hacerse daño.

El MINSAL, ISSS y la OPS recomienda a la población los siguientes tips para la depresión: a) hable con amigos y familiares en quienes confía; b) involúcrese en actividades sociales aún si no lo desea; c) únase a un grupo de apoyo; d) haga actividades que le gustan; e) asegúrese de comer saludable y regularmente (hacer los tres tiempos de comida); f) haga actividad física, el ejercicio puede ser tan tradicional como ir al gimnasio o practicar un deporte o tan simple como salir a caminar por 30 minutos diarios.