Print Friendly

San Salvador, 05 de octubre de 2016. Del 05 al 07 de octubre, El Salvador, es sede del I foro internacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (ETS); del IV encuentro regional de Salud Internacional de Evaluación de Tecnologías (HTAi, por sus siglas en inglés) y del VIII encuentro de la Red de Evaluación de Tecnologías en Salud de las Américas (RedETSA).

El objetivo es fortalecer las capacidades en la toma de decisiones para la incorporación de Tecnologías en Salud en el sistema público salvadoreño, contando con los miembros de la RedETSA y la HTAi y con la participación de expertos de los países de Argentina Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, México, Paraguay y Uruguay.

“Los países con recursos limitados como el nuestro la inclusión de nuevas tecnologías en forma de medicamentos, dispositivos y quipos médicos constituye un reto y una oportunidad para brindar atención de calidad a las personas que requieren de nuestros servicios, sobre todo cuando nos enfrentamos a condiciones del mercado nacional e internacional donde frecuentemente es necesario tomar decisiones sobre la introducción  de tecnologías de muy alto costo y poco o dudoso valor terapéutico, lo que amenaza la sostenibilidad de nuestros sistemas sanitarios, en un ámbito donde cada vez mas cobra auge la judicialización del acceso a tecnologías que nos mandata a través de sentencias judiciales a tomar decisiones sin su debido análisis técnico”, aseguró Violeta Menjívar, ministra de salud.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Evaluación de Tecnologías Sanitarias (ETS) es el proceso sistemático de valorización de las propiedades, los efectos y/o los impactos de la tecnología sanitaria; debe contemplar las dimensiones médicas, sociales, éticas y económicas y tiene como principal objetivo aportar información para que sea aplicada a la toma de decisiones en el ámbito de la salud.

“El desafío de los sistemas de salud en los países está en asegurar el acceso y cobertura a servicios de salud en escenarios altamente complejos determinados, en ocasiones, por recursos financieros limitados; una gran demanda de respuestas a los problemas de salud y una gran producción de tecnologías sanitarias de diversos tipos”, afirmó Carlos Garzón, representante de OPS/OMS El Salvador.

De acuerdo con la OMS, la ETS se refiere a evaluación sistemática de propiedades, efectos, y/o impactos de tecnologías sanitarias. Su objetivo principal es proporcionar evidencia de calidad para apoyar la toma de decisiones, y por lo tanto mejorar la incorporación de nuevas tecnologías que sean también costo-efectivas, evitando de este modo la incorporación de tecnologías que son de dudoso valor para el sistema de salud.

En el año 2011, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y los Estados Miembros lanzaron en Río de Janeiro, la Red de Evaluación de Tecnología en  Salud de las Américas (RedETSA) una red, sin fines de lucro, formada por ministerios de salud, autoridades reguladoras, agencias de evaluación de tecnologías en salud, centros colaboradores de la (OMS/OPS) e instituciones de educación e investigación en la región de las Américas.

La RedETSA cuenta 14 países representados por 29 instituciones, con el objetivo de fortalecer y promover el proceso de evaluación tecnologías sanitarias en las Américas, permitiendo el intercambio de información, para apoyar la toma de decisiones sobre regulación, incorporación, uso y sustitución de dichas tecnologías.