Print Friendly, PDF & Email

San Salvador 05 de abril de 2019. El Ministerio de Salud, la Organización Panamericana de la Salud y la Universidad de El Salvador, celebraron el Día Mundial de la Salud “Salud Universal para todos y todas, en todas partes”, entre las actividades conmemorativas se realizó un foro con este lema.

“Todo este tiempo se ha venido trabajando sobre el acceso a servicios de salud para toda la población, salud para todos en el año 2000 y aparecieron los objetivos de desarrollo del milenio después, y ahora estamos con la agenda para el desarrollo sostenible al 2030 y lo importante es tener en cuenta que el camino hacia la salud universal es un camino largo que construyen los países; tener salud para todos y todas en todas partes, salud con calidad que sea accesible para todas las personas y sin barreras de diferentes tipos es una ruta que tienen que seguir trabajando todos lo países y en la cual desde la Organización estamos altamente comprometidos”, aseguró Carlos Garzón, representante de OPS/OMS.

Salud universal significa que todas las personas tengan acceso, sin discriminación alguna a servicios de salud integrales de calidad, cuando y donde los necesitan, sin enfrentarse a dificultades financieras e implica la definición e implementación de políticas públicas y acciones de todos los sectores de la sociedad para promover la salud y bienestar a todos los niveles.

El foro abordó temas importantes como los logros de la salud universal en las Américas, los aportes de la academia hacia la salud universal y los avances de acceso y cobertura en salud alcanzados en El Salvador.

“Salud para todos y en todas partes es una cuestión muy necesaria y muy importante y todavía factible de lograr, pero eso requiere -como lo ha planteado la Organización Mundial de la Salud- que haya salud en todas las políticas, salud en todas las políticas quiere decir que a la salud no puede limitarse a los servicios de salud, los hospitales y las unidades de salud no son la solución única y total para los problemas de salud que atraviesan las poblaciones; la salud está directamente ligada por ejemplo al acceso al agua y por eso es que hay en el país una lucha planteada entre los integrantes del organismo regulador”, afirmó Eduardo Espinoza, viceministro de Políticas de Salud.

Datos de la OMS indican que millones de personas en el mundo siguen sin tener acceso alguno a la atención de salud y muchas se ven obligadas a elegir entre gastar en salud y otras necesidades cotidianas. En la región de las Américas, un tercio de la población enfrenta obstáculos para acceder a la salud.

En 2014, los ministros de salud de las Américas adoptaron en la OPS la Estrategia para el Acceso Universal a la Salud y la Cobertura Universal en Salud. Desde entonces, la OPS/OMS brinda cooperación técnica para ayudar a los países a mejorar la eficiencia y la eficacia de sus sistemas de salud y a aumentar la inversión pública en salud a por lo menos 6% del Producto Interno Bruto (PIB), el nivel mínimo acordado en la estrategia. Actualmente, la inversión promedio para la salud en los países de las Américas es de 4,2% del PIB.

Los países de la región han hecho importantes progresos en salud y se espera que año con año exista el acceso equitativo a una atención de salud integral y de calidad para todos y todas.