Print Friendly

San Salvador, 05 de abril de 2016. En el marco de la visita de la Sra. Ertharin Cousin, Directora Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Ministra de Salud Violeta Menjívar informó que el gobierno de El Salvador a través del Ministerio de Salud (MINSAL) y el PMA brindarán asistencia alimentaria a alrededor de 98,000 personas afectadas por la sequía en los municipios de Ahuachapán, Santa Ana, Usulután, San Miguel y Morazán.

Esta iniciativa de tres meses, entre marzo y mayo 2016, de PMA en colaboración con el MINSAL y Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial incluye la distribución de canastas de alimentos. Estas incluyen arroz  y aceite donado por USAID (FoodforPeace), un alimento fortificado y un bono para comprar alimento en una tienda local.

“Con el PMA nuestro país, El Salvador, tiene una relación importantísima de coordinación, articulación de complementariedad con las acciones que hacemos relacionadas a la seguridad alimentaria y nutricional en el país”, afirmó la Dra. Violeta Menjívar, Ministra de Salud.

Los beneficiarios que reciban la canasta de alimento también recibirán capacitaciones en salud y nutrición y crearán activos tales como los huertos caseros y comunitarios. La meta es desarrollar comunidades más resilientes que mitiguen los efectos del cambio climático y otros fenómenos naturales, como la sequía, prevenir la erosión de los suelos y así contribuir a la seguridad alimentaria.

“El Gobierno de El Salvador y el PMA, continuarán uniendo esfuerzos para trabajar  temas de resiliencia y adaptación al cambio climático, con el fin de que romper el círculo vicioso de que la sequía afecte a las poblaciones vulnerables cada año. Es mejor prevenir y preparar a las personas para que ellas puedan hacerle frente al cambio climático”, dijo Nils Grede, Representante del PMA en el país.

A partir del año 2014, PMA está implementando la modalidad de bonos canjeables, permitiéndole así a los beneficiarios seleccionar y comprar sus alimentos y apoyar a las tiendas y supermercados locales.

También, el MINSAL y el PMA, están implementando el programa “Nutrimos El Salvador”, proyecto enfocado en prevenir la desnutrición por medio de la distribución de bonos canjeables por producto fortificado para comunidades que viven cerca o bajo la línea de pobreza.

La cooperación total recibida asciende a $5.1 millones, de los cuales $1.4 millones provienen del gobierno de El Salvador. Los donantes incluyen: USAID (FoodforPeace), el líder financiero J.P. Morgan y los Gobiernos de Alemania, Corea del Sur, Chile e Italia. Se requieren aún $870 mil.

“El PMA aprovecha para agradecer la contribución del gobierno de El Salvador por 1.4 millones para ayudar a la gente más vulnerable afectadas por la sequía en El Salvador, esta contribución  proporciona un desarrollo esencial para las familias afectadas por la sequía en este país y de hecho esta contribución financiera es la más grande que hasta este momento hemos recibido del gobierno de El Salvador”, manifestó la Directora Ejecutiva del PMA.

El PMA es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, el PMA brinda asistencia a unas 80 millones de personas en 80 países.