Print Friendly

San Salvador, 5 de abril de 2016. La Comisión Nacional de Lactancia Materna CONALAM, UNICEF y CALMA presentan el “Informe sobre Tendencias Mundiales de Lactancia Materna WBTI, El Salvador”, que tiene el propósito de evaluar los avances y desafíos en la adopción de compromisos y acciones de promoción, protección y apoyo a la lactancia materna, en el cual se destaca que nuestro país se encuentra entre los primeros a nivel regional en implementar programas y políticas de lactancia materna.

En El Salvador, el primer informe de Tendencias Mundiales de Lactancia Materna WBTi se realizó en el año 2011 obteniendo una calificación de 85.5 sobre 150, evidenciando algunas brechas pendientes, entre ellas la construcción de un Plan Nacional de Lactancia Materna con compromisos interinstitucionales; contar con un marco legal de protección a la lactancia materna, logrado en el 2013 con la aprobación de la Ley de Promoción, Protección y Apoyo a la Lactancia Materna; y la extensión de licencia por maternidad, cuyas reformas para extenderla a 16 semanas fueron aprobadas en el año 2015. Dichas medidas adoptadas, sumadas a otras de su tipo, han favorecido un clima de mayor apoyo.

“Agradecemos a los miembros del equipo  de la CONALAM por el trabajo que se hizo, a la junta directiva de CALMA por el apoyo, así como el trabajo intersectorial que evidencia el compromiso de las instituciones, pero el papel definitivo es de la familia y la comunidad ya que somos parte del crecimiento y alimentación de nuestros hijos y les hago un llamado a continuar apoyando la lactancia materna a favor de la nutrición de nuestro país”, manifestó la Licda. Ana Josefa Blanco Noyola, directora Ejecutiva de CALMA.

Por su parte la Dra. Violeta Menjìvar, ministra de Salud, dijo, “como Sistema Nacional de Salud nos sentimos muy complacidos con los resultados que nos han hecho las tendencias mundiales sobre la lactancia materna, donde como país reflejamos un importante avance del 2011 -2015 y patentizamos nuestro compromiso de retomar las recomendaciones de este último estudio de referente a indicadores que aun no son satisfactorios en nuestro país”.

El segundo informe, realizado a mediados de 2015, se basa en la evaluación de 15 indicadores de Políticas, Programas y Prácticas de Alimentación de Lactantes y Niños(as) Pequeños(as), cuyos porcentajes arrojaron una nota de país de 105 sobre 150, solo debajo de Cuba con 114.5 sobre 150, mientras que Costa Rica se encuentra en igual puntaje al nuestro.

Los resultados reflejan que de 10 indicadores evaluados de Políticas y Programas, 8 han mejorado, no así en lo relacionado a la Iniciativa Hospitales Amigos, conocida como IHAN, en donde hay un franco descenso, ya que el país no se ha actualizado en los lineamientos técnicos que brinda la OPS, de igual manera merece atención lo referente a la alimentación infantil en casos de emergencia.

Partiendo de lo anterior, en el informe se recomienda entre otras cosas, que la CONALAM, como órgano asesor y de consulta adscrita al MINSAL, asuma el seguimiento para la acreditación de Hospitales Amigos, siendo la encargada de revisar y avalar los resultados de las evaluaciones a los establecimientos públicos y privados para su acreditación.

En lo relacionado a los 5 indicadores de prácticas de alimentación en lactantes y niños(as) pequeños(as), El Salvador ha mejorado todos sus indicadores, con lo cual se evidencia el logro de los procesos educativos y esfuerzos de la intersectorialidad, así como el apoyo brindado a la madre y su bebé por el personal de salud en el posparto inmediato, que han sido determinantes para que se realice con éxito el inicio temprano de la lactancia materna.

Pero también el documento recomienda informar sobre los peligros de la alimentación con biberón, a través de la construcción e implementación de estrategias de información, educación y comunicación, la realización de campañas para promover la lactancia materna exclusiva, así también instar al personal de salud a promover y aplicar prácticas hospitalarias que favorecen la alimentación al pecho, como el apego precoz y el inicio temprano de la lactancia materna.

Los resultados del informe son el reflejo de la contribución de los sectores públicos y privados y su formulación constituye una herramienta valiosa, ya que hace una valoración objetiva del trabajo realizado, identificando que aún existen brechas en las que el país debe ir caminando, de ahí que sea importante el “Llamado a la acción” que se realiza, a fin de retomar políticas y normas a nivel internacional y que las instituciones contribuyan con una visión de país a mejorar los indicadores.

WBTi es parte del proyecto “Iniciativa Mundial de Lactancia Materna para la Supervivencia Infantil” GBICs, promovido por la Red Mundial de Grupos Pro Alimentación Infantil de América Latina y el Caribe, IBFAN – LAC. Es una iniciativa participativa orientada a la acción, que implica un proceso de trabajo coordinado y articulado entre Gobierno, Sociedad Civil y Organismos Nacionales e Internacionales.

CALMA como miembro de dicha red y consiente del importante papel de la sociedad civil, ha asumido el compromiso desde el 2011 de facilitar su realización, con el fin de brindar un panorama hacia el exterior sobre los esfuerzos que realizan las diferentes instituciones del país, que se traducen en mejores tasas de lactancia materna.

En este informe participaron los Ministerios de Salud y de Trabajo, Organización Panamericana de la Salud, OPS, Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia, CONNA, Asociación Nacional de Enfermeras, ANES, Universidad Evangélica de El Salvador, World Visión El Salvador, Plan El Salvador, Asociación de Beneficiarios de Agua de la zona rural de Tonacatepeque, ABAZORTO, Fundación EDUCO El Salvador, Fundación de Apoyo Familiar, FUNDAFAM y CALMA.

 Ver Gráficos: