Print Friendly

San Salvador, 01 de enero de 2016. El año nuevo trajo consigo buenas nuevas para El Salvador, pues el Fondo Mundial para la lucha contra el VIH, la Tuberculosis ( TB) y la Malaria desembolsará un monto de 9.8 millones de dólares para apoyar el Plan Estratégico Nacional Multisectorial para el Control de la Tuberculosis 2016-2020.

Dicho financiamiento se ejecutará a partir de enero de 2016 y contribuirá a detectar de manera precoz el 90% de casos de TB y los sintomáticos respiratorios priorizando los municipios con mayor brecha de detección, curar arriba del 90% de los casos de TB pulmonar, disminuir la mortalidad asociada a la TB/VIH en 20% hacia el 2019, así como iniciar el control avanzado de la enfermedad como problema de salud, con apoyo e involucramiento multisectorial.

La subvención establece a las poblaciones claves o con mayor riesgo de adquirir la tuberculosis por motivos sociales, ocupacionales o relacionados al uso de drogas, entre los que se incluyen a las personas privadas de libertad, las pandillas, las personas que viven en zonas súperpobladas, las personas usuarias de drogas y alcohol, los fumadores, el personal de salud y personas con enfermedades inmunodepresoras como el VIH, enfermedades pulmonares obstructivas, cáncer, insuficiencia renal, diabetes mellitus, hipertensión y contactos con casos con TB.

Actualmente el Plan Estratégico identifica 3 zonas geográficas con deficiencias en la detección de casos de TB, por lo que se definen intervenciones específicas para eliminar la enfermedad como problemas de salud pública.

El financiamiento también abonará a operativizar la estrategia “Fin de la Tuberculosis” en el 100% de los servicios del Sistema Nacional de Salud, Centros penales y otras instituciones que atienden poblaciones de alto riesgo; además de alcanzar una tasa de incidencia de TB entre 15 y 19 por 100 mil habitantes al menos en 50% de los municipios clasificados en pre eliminación.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial. Solo en el año 2014, la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas registró 9.6 millones de personas que enfermaron de tuberculosis y 1.5 millones murieron por esta enfermedad. En tanto, el reporte epidemiológico del MINSAL indica que durante el año 2013 se detectaron y notificaron 2 mil 176 casos nuevo y recaídas de Tuberculosis. Mientras los casos de Tuberculosis multidrogoresistentes se registraron 14 de 19 estimados para el mismo año.

La tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa prevenible y curable que se transmite por el aire. Los pacientes cuyos pulmones albergan bacilos de la tuberculosis pueden contagiar a otras personas cuando tosen. Con su estrategia Alto a la Tuberculosis y su apoyo al Plan Mundial para Detener la Tuberculosis, la OMS está tratando de lograr una disminución radical de la carga de la enfermedad y de reducir a la mitad su prevalencia y mortalidad para 2015.